Rol transgresivo. Hoy: legal bueno

Rufus se levanta cuando aún es de noche. Se pone unas cómodas ropas de ligera tela y se echa a correr por el camino del bosque. Cuando llega al final, marcado por una piedra enorme, estira sus músculos y hace varios ejercicios. Después, vuelve a casa. Como buen paladín, reza a su dios cara al sol que va despuntando. Cuando termina sus oraciones, despierta a su pequeño hijo adoptivo, Lazarus, al cual salvó de la matanza que puso punto y final a un asedio en el que él mismo participó, por la desgracia de los que mandan por la gracia de su dios. Le da el desayuno y lo lleva a la escuela. Su pequeño es el primero en llegar, ya que sus padres comienzan a trabajar muy temprano para proteger y servir la Ciudad Santa.

Rufus instruye a los nuevos cadetes en el combate a espada. Después de tantos años sirviendo a su fe ya debería ser al menos capitán, pero esta es la vida que ha elegido, la cual lo mantiene alejado de los laureles y la gloria de la batalla. Una vida que lo aleja también de las reuniones en la taberna con los demás compañeros, de las largas cabalgatas –polvo, sudor y hierro- bajo el sol en busca de tierras paganas que evangelizar. Y, lo que más le duele, del orgullo de su viejo padre, heroico y legendario paladín “de los buenos”, cuya sombra siempre ha oscurecido los actos de Rufus.

Llega la tarde, y es hora de buscar a Lazarus. Hoy le han pegado en el colegio por defender a su padre, y este lo toma en brazos y lo lleva así a casa. Le dice que la vida a veces da golpes duros, injustos, pero que la mayor virtud es darles el perdón a los que nos hacen mal, ya que el perdón y no la venganza es lo que nos hace libres. Y por dentro reza para que su fe lo ayude a contener las ganas de dar un bofetón al malcriado y a su padre.

El amor mueve a Rufus, es el tercer pilar de su vida, además de la fe y la justicia. Por ello ha sido capaz de dejar la vida ejemplar que se esperaba del hijo de su padre, y vive en una casa en el bosque, a un buen trecho de la ciudad, con su hijo y con el amor de su vida. Este amor vuelve siempre un poco más tarde. Patrick, mensajero personal del obispo, otro buen y capaz paladín. No suelen verse mientras trabajan; de hecho, no comparten ningún destino desde que se conocieron y se enamoraron. No decir, no preguntar, ya saben. La premisa es no provocar a los que están a Dios rogando y con el mazo dando.

La noche siempre es agradable. La chimenea, la cena, Lazarus contando qué ha aprendido en la escuela, el rumor de las hojas de los robles agitadas por el viento alrededor de la casa. Risas y cariño en su pequeño lugar en el mundo. Antes de dormir, un rezo de acción de gracias. Y mañana será otro día.

4 comentarios:

  1. Ristat dijo...:

    Que duro es ser paladín y que bien los has escrito :D

  1. Bueno, está bien, sí... pero según mi concepto de paladín, este es un tipo llamado por su dios a grandes gestas, no un militar religioso. O sea, un paladín es por definición un elegido.

    Por otro lado, si vive en el bosque porque según se da a entender su religión no permite su opción de vida... quiere decir que actúa contrariamente a los principios de su religión así que adiós a la condición de "legal".

    A no ser que en esta campaña particular los paladines lo sean del bien como ente conceptual y no de una religión jerarquizada y con su derecho canónico y todo eso...

    Por cosas como esta me gustan tan poco el D&D y los jugadores legalistas xD

  1. Sweradan dijo...:

    Hace poco que sigo tu blog, y me gustaron bastante las dos entradas de Rol trangresivo que lei... Ilustran muy bien el alineamiento.

    ¿Has escrito otras ademas de esta y la del Caotico Malvado (que se pasa)?

  1. Alvar dijo...:

    @Transmetropolitan: se trata de ejemplos extremos; quiero ilustrar, a mi manera, que es la de cuestionar siempre lo canónico y cuadriculado, que otra forma de interpretar algo tan encasillado como es la idea de "alineamientos" es posible. Obviamente, esto se aleja y a veces, si se le quiere sacar punta, se salga de la idea. Es la intención ;)

    @Sweradan: ¡Gracias! De momento sólo tengo estas dos, pero pronto seguiremos dándole vueltas al asunto.

    @Ristat: Proteger y servir... ¡y pasarlo bomba, loca! :P

 
Cómo conocí a vuestro master. © 2010 | Designed by Trucks, in collaboration with MW3, Broadway Tickets, and Distubed Tour